PREVENCIÓN EN LOS PUESTOS DE TRABAJO

Prevenir es actuar antes de que el accidente ocurra, es decir, poner los medios cuando todavía no se ha producido el daño. Sería inconcebible que los proyectos de investigación no estuvieran pensados para proteger la seguridad y salud de las personas implicadas en ellos. Igualmente la prevención de riesgos laborales en el sector educativo redunda en calidad de la educación.

Como empleados tenemos también obligación de velar por nuestra propia seguridad y salud y por la de otras personas (Art. 29 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales). Obligaciones que asímismo tenemos como miembros de la Comunidad Universitaria (puntos 24 y 25 del documento de Organización de la Prevención de la Universidad).

Los riesgos van a venir dados por el lugar donde realicemos el trabajo, y también por la naturaleza de nuestro trabajo (puesto de trabajo).

La Universidad de Valladolid ha adquirido el compromiso de revisar todas las evaluaciones de riesgos por centros de trabajo de manera periódica. Estos informes se envían a los respectivos Decanos, Directores de Centros, Directores de Departamento, etc. Las evaluaciones de riesgos también están disponibles en el portal del empleado (accediendo con su usuario y clave), pinchando en el menu desplegable de tablones y documento evaluación riesgos. Ahí podrás elegir el edificio o edificios donde trabajes. Dentro de cada edificio hay varias fichas de evaluación de riesgos, correspondientes a los diferentes puestos y los diferentes lugares. Tus riesgos y medidas preventivas a adoptar serán los asociados a tu puesto, más los asociados al lugar/ lugares donde realices las tareas de tu puesto.

Complementariamente a estas evaluaciones actualizadas, a continuación se indican los riesgos genéricos con sus medidas preventivas en función de la siguiente clasificación por puestos:

Prevención en puestos de personal auxiliar y de servicios

Protección de la maternidad

Si estás contratada por la Universidad de Valladolid, estás embarazada o planeas estarlo ¡comunícanoslo! (al Servicio de Prevención), con la mayor brevedad posible para poder estudiar tu puesto y que la UVa pueda garantizar la seguridad y salud tanto tuya como de tu feto.

Esto es especialmente importante si en tu trabajo puede haber agentes químicos, físicos o biológicos.